Presentación

El orden y la organización de un sistema complejo emerge de la interacción entre las unidades que lo conforma. Las sociedades humanas son ejemplos de sistemas complejos y nosotros, con nuestras interacciones, somos las unidades que le dan vida. No obstante, ni nosotros somos simples engranajes de un sistema, ni la sociedad es la mera suma de nosotros.

Frente al reduccionismo metodológico de algunos enfoques disciplinarios, el Doctorado en Ciencias de la Complejidad Social propone estudiar estos sistemas desde un enfoque interdisciplinario donde marcos teóricos y herramientas metodológicas provenientes desde las ciencias sociales se combinan con otras provenientes desde las ciencias básicas. De este modo, el programa se presenta como un espacio de formación y generación de conocimiento que se nutre de la diversidad disciplinaria tanto de su cuerpo académico como de sus estudiantes.

– Jorge Fábrega, Director DCCS.

Diversidad reclutamiento – Amplio rango de inserción en el mundo académico, productivo y/o social

El programa se orienta a un grupo diverso de alumnos provenientes de las ciencias naturales y exactas, y de las ciencias sociales. Para garantizar la inserción efectiva de los alumnos en los equipos de investigación del CICS y su red de colaboradores, el proceso de admisión considera admitir sólo cinco alumnos por promoción e involucra un proceso de selección muy competitivo. Los alumnos, además de recibir beca de matrícula, recibirán una beca de mantención mensual competitiva de forma que puedan concentrarse a tiempo completo en sus estudios doctorales.

La combinación de una formación interdisciplinaria, una fuerte y diversa formación en métodos cuantitativos, junto a la experiencia en la aplicación de esta investigación a problemas reales, permitirá a los graduados no sólo acceder a carreras en distintas áreas de la academia, sino a posiciones en centros de estudio, el sector público y el sector privado.