Noticias

[FullCICS] La comprensión del comportamiento humano desde una perspectiva funcional

La interdisciplina es el eje central para el trabajo en el Centro de Investigación en Complejidad Social (CICS) de la Facultad de Gobierno, UDD. En este sentido, sus relaciones institucionales buscan generar conocimiento que permita el florecimiento de una mirada holística, que va de la mano del trabajo colaborativo entre distintas disciplinas. Bajo esta premisa, se presentó “Ciencias del comportamiento desde una perspectiva funcional”, a cargo del Dr. José Antonio Muñoz- Reyes, miembro del Laboratorio de Comportamiento Animal y Humano [LABCAH] y director del Centro de Estudios Avanzados CEA-UPLA, en una nueva jornada del Labgroup FullCICS. Aquí, se presentaron las principales líneas de investigación, proyectos y trabajo de tesis asociados a la comprensión del comportamiento humano desde una perspectiva funcional.

Durante la cita, se realizaron siete ponencias a cargo de Oriana Figueroa, Gabriela Fajardo, Daniel Torrico (estudiantes DCCS), José Antonio Muñoz-Reyes, Pablo Polo, Paula Pavez y Carlos Rodríguez (director del CICS), quienes iban dando cuenta de los distintos proyectos que se realizan actualmente, además de entregar luces sobre el trabajo futuro de los investigadores y de los estudiantes DCCS que trabajan en el LABCAH, con un ejercicio de triangulación metodológica. Para Carlos Rodríguez “los proyectos demuestran la existencia de una agenda de trabajo al interior de un grupo. (…) La interdisciplina permite distintos niveles de análisis”, enfatiza el investigador.

FullCICS en Zoom.

Estudiantes DCCS y la interdisciplina

Son tres los estudiantes del Doctorado en Ciencias de la Complejidad Social que se unieron al grupo de trabajo del Dr. José Antonio Muñoz: Oriana Figueroa, PhD (c) en Ciencias de la Complejidad Social, en el área de sociosexualidad no restrictiva, usando métodos como teoría de juegos experimental y registros fisiológicos; Gabriela Fajardo, estudiante de la generación 2018, tomando la sociosexualidad restrictiva, y cuyos métodos vienen desde la teoría de juegos y la psicometría; y Daniel Torrico, realizando el reconocimiento de señales químicas, mediante la Psicometría y la Antropometría, todo dentro del marco del trabajo experimental que se desarrolla en el LABCAH.

A partir de la década del 2000, debiese existir una perspectiva funcional para el estudio del comportamiento humano. Así, la perspectiva Darwiniana se convierte en un cánon para el estudio del comportamiento humano: surge la psicología comparada, y la Antropología moderna/etnografía pero con un entendimiento poco claro de la evolución. Hoy en día, las ciencias del comportamiento ha derivado en una integración de la perspectiva funcional al estudio de prácticamente todos los fenómenos comportamentales humanos: hay una diversidad metodológica que ha permitido una bajada desde distintos marcos teóricos.

En este sentido, actualmente se encuentran en desarrollo investigaciones en torno al conflicto intergrupo; estrategias reproductivas en humanos; y el estudio de las relaciones de pareja desde una perspectiva funcional. El equipo del LABCAH cuenta con financiamiento hasta el año 2024 con el proyecto Fondecyt Regular adjudicado recientemente, que busca también el estudio del conflicto intergrupo en mujeres. Es importante destacar que el trabajo para poner a prueba la hipótesis del macho guerrero ha sido posible solo con la participación de un amplio equipo de trabajo compuesto por psicólogas, biólogos, economistas y etólogos humanos.

Proyectos de investigación

Las actuales líneas de Investigación, que iniciaron en 2016, están enfocadas al estudio estrategias reproductivas en humanos. Tomaron como marco teórico el pluralismo estratégico: da una explicación funcional a la gran variabilidad que se observa en las estrategias reproductivas en humanos (monógamos, poligamia e incluso a la promiscuidad). Este amplio menú de la especie humana surge como una respuesta adaptativa a un esfuerzo reproductivo de cómo invertir la energía en múltiples apareamientos o bien, centrarse en cuidado parentales. Esto se ve más claro en los mamíferos machos.

Un segundo proyecto es el Altruismo Competitivo como señal honesta: los hombres tienden a mostrar mayores conductas altruistas cuando son acompañados u observados por mujeres. Cuando el altruismo es visible, tendría más costos para el sujeto, pero sería validado en el grupo (ganando popularidad y estatus) y más deseado. El objetivo es probar si estos recursos – materiales, ingresos; (potenciales) y la disposición a competir para ser altruista disposición a compartir se puede observar en juegos económicos – están relacionados con la orientación sociosexual a corto plazo en los hombres.

Por último, otra línea de investigación está relacionada al conflicto agresivo dentro de la pareja y elección de pareja: las personas se emparejan en base al parecido de una o varias características. Este proceso se llama Apareamiento Asortativo, cuya hipótesis de trabajo está asociada al matching en donde plantea que las personas prefieren a parejas que son altamente atractivas, pero se terminan quedando con parejas con valor social similar, lo que sería un efecto de los mercados biológicos que limitan el acceso a parejas.

Doctorado en Ciencias de la Complejidad Social UDD - Acreditado